MEDITACIÓN VIPASSANA EN SHAMBALA

MEDITACIONES GRATUITAS

Martes (19:00 - 20:00 hs): Todo público

Jueves (19:00 - 20:00 hs): Con experiencia previa

En SHAMABALA YOGA practicamos y enseñamos la meditación Budista, la misma que permitió la iluminación del Buda Sidarta hace más de 2.500 años.

 

La meditación Budista trabaja con la mente, permitiendo incrementar la capacidad de conciencia y positivismo; y ayuda a ver la naturaleza de las cosas tal como son.

 

Para un occidental no es fácil entender que es la meditación, es muy común los mal entendidos, vamos a ver que no es meditación:

 

La meditación no es un tipo de relajación.

La meditación no es un estado de trance.

La meditación no es un viaje mental lejos de la realidad.

La meditación no es poner la mente en blanco.

 

Ya sabemos que no es la meditación, pero entonces ¿qué es la meditación? Es una forma de “entrenar la mente” para permitirnos ver la realidad, ver las cosas tal como son, la meditación es esencialmente un estado de ser.

 

La meditación budista se agrupa en dos grupos principales: meditación Anapana (calmar la mente, alcanzar paz, tranquilidad, concentración) y meditación Vipassana (alcanzar visión clara, discernimiento, reconocer las sensaciones, comprender la impermanencia).

 

La Meditación Anapana calma la mente, fomenta las emociones positivas y enseña a la mente a concentrarse; es una preparación para la práctica de la meditación Vipassana, la cuál nos enseña a conocer las sensaciones y comprender la naturaleza de las emociones.

 

La tradición budista describe de esta forma la meditación Anapana: "nuestro estado mental normal podría compararse con agua turbulenta y llena de lodo, tan contaminada por la suciedad que no deja pasar la luz. La meditación Anapana calma la turbulencia de la mente y permite que se asiente el lodo, de tal forma que el agua alcance transparencia, brillantez y claridad".

 

Meditación Anapana

La meditación Anapana utiliza la respiración como un objeto de concentración.

 

El Buda, gracias a su eficacia para calmar la mente, tenía una preferencia marcada por la técnica por respiración, la cual él describe muy bien en los escritos tempranos del budismo, está técnica de meditación proporciona una forma directa de trabajar en nuestra persona y de cultivar dos cualidades de central importancia para el desarrollo meditacional: la concentración y la sensitividad.

 

El seguimiento de la respiración permite desarrollar un nivel de concentración que raramente se experimenta en nuestra vida normal; para muchos después de hacer esta meditación es una revelación sentirse tan conscientes. Consiste en transformar la respiración en un acto consciente, voluntario.

 

Si bien dominar la meditación Anapana es un paso fundamental para la práctica de Vipassana, se debe hacer énfasis que la sola práctica del Anapana nos traerá infinidad de beneficios, entre ellos aquietar la mente, alcanzar paz, tranquilidad y ver el mundo de forma positiva.

 

La Meditación Vipassana

Para la mayoría de la gente el fruto inmediato de la práctica budista es un estado de mayor calma, positividad y conciencia, junto con una sensación de crecimiento, plenitud y satisfacción; no obstante, todas estas cualidades, por positivas que sean, no son el objetivo de la meditación; esas cualidades pueden perderse fácilmente ya sea por enfermedad, catástrofe o muerte.

 

El Vipassana nos permite llegar a un estadio en el que el meditador tiene una visión clara y genuina de la verdad; al igual que alcanza un estado de conciencia en el que alcanza una visión clara de la naturaleza de la realidad que está experimentando; solo así conservará los estados de calma, positividad y conciencia alcanzados en los estados meditativos anteriores.

 

Debemos ser conscientes que nuestra mente racional ocupa tan solo una pequeña parte de nuestra psique; el entrenamiento de la mente por medio de la meditación nos permite acceder a las partes de nuestra mente que permanecen olvidadas y no tenemos conciencia de ellas, para de esta forma, ser conscientes y experimentar una visión clara y verdadera de nuestra realidad y naturaleza.

 

El budismo no promete felicidad y armonía solo por leer, estudiar o rezar; el budismo nos enseña un camino y nos indica la forma de recorrerlo con la meditación, no es un camino fácil, en algunas ocasiones el meditador pasará por periodos en que meditar significa batallar con una mente llena de deseo insatisfecho, ira o conflicto; en estas ocasiones la meditación representa una tarea ardua; sin embargo, aún cuando se experimentan dificultades, la meditación es un trabajo realmente útil debido a que nos permite tener un control gradual de la mente y adquirir un estado de conciencia de la realidad, tanto en las sesiones de meditación como en el resto del día.

 

Bibliografía (para saber más):

Estrada Hurtado, Gustavo. "Hacía el Buda desde occidente: sus enseñanzas sin mitos ni misterios". Ed. Panamericana, 2015.

Hatr, William. "El arte de vivir: Meditación vipassana". Ed. Pariyatti, 2012.

Meditación. extraído de "http://budismo.com/articulos/meditacion3.php#tres"

Biddulph, Desmond; Flynn, Darcy. "Enseñanzas del Buda: la sabiduría del Dharma". Ed. Blume, 2011

Rodriguez de Peñaranda, Miguel. "EL BUDISMO: una perspectiva histórico-filosófica". Ed. Kairós, 2012.

Síguenos

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle

​© 2019 por SHAMBALA YOGA

el buda gourmet.png
equanativa.jpeg

UNA ALIANZA POR EL BIENESTAR